MOBLES CUINA

L'ebenisteria és una especialitat del treball de la fusta en la qual per mitjà del tallat, tornejat, llaurat, acoblament i encolat s'elaboren mobles en fustes fines, especialment en eben (també anomenat banús), de la qual pren el nom. Els dos models tradicionals més comuns d'ebenisteria són el xinès i l'europeu. Els xinesos en particular han desenvolupat cents de tipus de juntes i els seus mobles sovint s'aguanten sense cola, ni claus. Les eines típiques d'aquest ofici són principalment de tall, llaurat, tornejat i poliment: xerracs, serres de bastidor, garlopes i ribots, etc. Els productes característics cobreixen tota la gamma de mobles fins com són les calaixeres, prestatges, passamans d'escales, biblioteques, etc. Com amb la pedra, fang, i parts d'animals, la fusta va ser un dels primers materials treballats pels homes primitius. El desenvolupament d'una civilització sol anar lligat a l'augment del grau de destresa en el treball dels materials. Dues civilitzacions antigues hàbils en l'ús de la fusta van ser els Egipcis i els xinesos. El treball de la fusta és descrit en molts de dibuixos de l'antic Egipte. També hi ha còpies del treball dels antics egipcis, com cadires, que encara existeixen. El metall usat pels egipcis era probablement el bronze, o el coure, perquè l'acer encara no s'havia inventat. Lu Ban i la seva esposa, la senyora Yun són considerats els precursors dels treballs de fusta a la Xina. Es diu que Lu Ban va dur la garlopa i altres instruments a la Xina. Els seus ensenyaments estan continguts en el Lu Ban Jing (manuscrit de Lu Ban), encara que probablement va ser escrit 1500 anys abans de la seva vida. Aquest llibre descriu com es construeixen diferents objectes. També conté instruccions molt extenses sobre el Feng Shui. Gairebé no esmenta res de la complicada ebenisteria xinesa sense cola ni claus per la qual els mobles xinesos són tan famosos. Embogar. Entatxar. Embotir. Enclavillar. Engarrotar. Emmotllurar. Fonar. Oficis i activitats de l'ebenisteria Cadirer o cadiraire Ebenista Dissenyadors de mobles Bagulaire Llitaire. La ebanistería se distingue de la carpintería en que produce muebles más elaborados, generando nuevas técnicas y complementándolas con otras para la manufactura de algunas piezas, tales como la marquetería, la talla, el torneado y la taracea, entre otras técnicas. Aun sin ser característica propia el uso de algún material específico, la ebanistería busca desarrollar muebles de mejor calidad y diseño. Este es el oficio que acompaña el proceso de diseño del mobiliario, ya sea comercial o doméstico. El arte del ebanista, como el del carpintero, exige una gran práctica en los talleres para la parte ejecutiva, y algunos conocimientos de geometría para el trazado. El ebanista ha de inventar formas con arreglo a los caprichos de la moda y saber hacer los cortes necesarios para llegar a ellas. Las maderas que emplea el ebanista son las llamadas finas o preciosas, exóticas e indígenas por punto general. Pero, por razones de economía, también se suelen hacer los muebles con maderas ordinarias chapeadas de las maderas antes indicadas. En el primer caso, se dice que los muebles son macizos y, en el segundo, chapeados. Las maderas indígenas deben buscarse ligeras, que sean fáciles de trabajar con el cepillo, capaces de recibir el regular pulimento y de resistir sin deformarse las influencias atmosféricas, encontrándose en estas condiciones: El abeto, acebo, aliso, almendro, boj, castaño, cerezo, ciprés, ciruelo, fresno, haya, chopo, lentisco, manzano, olivo, peral y tejo. Otras, que son pesadas, fuertes y de grano fino, que admiten un buen pulimento, como el nogal y el roble. Las exóticas, de gran finura y compactibilidad, que se pulimentan perfectamente y presentan colores vivos y un veteado especial, como el amaranto, la caoba, el palo de Cayena, el itaibo, ébano, arce de América, granadillo, limonero, palo santo, palo de rosa, guayaco, tuya de Argelia y sándalo. Las herramientas que emplea el ebanista son las mismas de que hace uso el carpintero, pero más finas, ya porque así lo exige el grano de la madera, ya porque no debe perder de ésta sino la menor cantidad posible. Además, utiliza cuchillas de alisar, piedra pómez, esmeril y papel de lija. El ebanista debe saber chapear, barnizar, embutir y teñir las maderas, así como utilizar las vetaduras y lobanillos de aquéllas por el bello aspecto que ofrecen, y hasta debe conocer algo de las artes del tornero y del tallista. Las sierras del ebanista son de dientes finos. Los cepillos, de boca estrecha, y cuando se tiene gran interés en que no se levante astilla alguna, los hierros de cepillar o corroer deben estar estriados en sentido de la longitud del hierro, con lo que su canto se halla erizado de una dentadura sumamente fina y de dientes triangulares cuya punta rae sin levantar astillas. En el siglo XX la ebanistería ha tenido una rápida evolución, marcada por el uso de nuevos materiales y tecnologías más avanzadas, y con una clara apuesta por el diseño como base creadora. Uno de los estilos más innovadores ha sido el art déco (de arts décoratifs, «artes decorativas» en francés, por la Exposición de Artes Decorativas de 1925 en París), movimiento que supuso una gran revolución para el interiorismo, enmarcado en una producción de lujo destinada a la burguesía de la belle époque. Este estilo se caracterizó por un tipo de mobiliario de formas cuadradas y geométricas, con materiales ricos y suntuosos. En 1919 Louis Süe y André Mare crearon la Compagnie des Arts Français, caracterizada por un mobiliario de inspiración tradicional pero exuberante decoración, como su sala de música para la exposición Un Musée d'Art Contemporain de 1925. Otros exponentes fueron Jacques-Émile Ruhlmann, Eileen Gray, Jean Dunand y Pierre Chareau. Otro gran adelanto se produjo con la escuela de la Bauhaus, que frente a la excesiva ornamentación del art déco introdujo un concepto de diseño más racional y funcional, más adaptado a las necesidades reales de la gente. Esta institución pretendía romper las barreras entre arte y artesanía, con una clara apuesta por la producción industrial. Su diseño se basaba en la simplicidad, la abstracción geométrica y el uso de colores primarios y de nuevas tecnologías, como se hizo patente en el mobiliario de acero tubular creado por Marcel Breuer, el sillón Barcelona de Ludwig Mies van der Rohe, los muebles de conglomerado de Alvar Aalto, etc. La asignatura de ebanistería la impartía el arquitecto Walter Gropius, que formó a una generación de diseñadores de gran creatividad. Igualmente, el grupo holandés De Stijl, de estética abstraccionista (el neoplasticismo), desarrolló un estilo interiorista basado en la simplicidad, las formas geométricas y los colores primarios, como la famosa silla roja y azul de Gerrit Thomas Rietveld (1923).
L’ebenisteria és una especialitat del treball de la fusta en la qual per mitjà del tallat, tornejat, llaurat, acoblament i encolat s’elaboren mobles en fustes fines, especialment en eben (també anomenat banús), de la qual pren el nom.

Mobles de cuina Fusteria Ebenisteria Joan Bové li ofereix una àmplia oferta de mobles de cuina a mida, des de la cuina més senzilla i econòmica als mobles de cuina més sofisticats, podent triar entre una àmplia gamma d’electrodomèstics i accessoris per la seva cuina. Li oferim un servei totalment personalitzat: Realitzem el projecte de la seva cuina a través d’un programa de disseny de cuines. Amb aquest projecte inicial ja es pot fer una idea molt realista de la seva cuina. Un cop aprovat el projecte fabriquem els mobles, les portes de la cuina i proporcionem les plaques de cocció i electrodomèstics completant el procés amb la col·locació final. Això ens permet adaptar-nos a les necessitats de cada client oferint-li un servei complet i personalitzat.